Cámaras y recuerdos

Había olvidado que tenía una página para mis fotografías, que en realidad no son la gran cosa y ni siquiera tengo visión de artista, solo me compré una buena cámara y comencé a jugar.  Quizás debería ordenarlas por fecha ¿No?

Flickr || Tumblr

 

 

– Liszt.

 

Anuncios

5 razones para ver Stranger Things

tumblr_oay00gcixT1qm5glso1_400.gif

Source: tumblr

¿Quién, a estas alturas de la vida -internet-, no ha escuchado/leído sobre esta serie? Ayer la terminé de ver, me ha dejado con ganas de más y de escribir este post para recomendárselo a todo el mundo. Antes de empezar, contaré un poco de qué va para que no se pierdan.

Sinopsis: La historia comienza en 1983, en la pequeña ciudad de Hawkins-Indiana, cuando una noche, Will -un pequeño de 12 años- desaparece misteriosamente. Se inicia una intensa búsqueda e investigación por parte de la policía, de la madre del niño  y de un grupo de niños quienes van descubriendo cosas inverosímiles, como la aparición de una niña con poderes extraños.

1. Ambientado en los 80’s

tumblr_oay7scVI6N1ull7vfo2_1280

source: Stranger Things

Como se mencionó en la sinopsis, la historia arranca en 1983 y Stranger Things lo tiene todo. Es decir, TODO. Sin irme más allá de términos cotidianos, el arte está perfectamente diseñado para que te ubiques en la época. Algunos disfrutan con la música (playlist de la serie), otros -como yo- caemos rendidos ante el vestuario y la cinematografía llena de nostalgia que nos brinda Tim Ives. ¿No les recuerda un poco a Twin Peaks (90’s)? ¡Imposible no amarlo!

2. Misterio y ciencia ficción ¡Yas!

tumblr_oawwjsAiEE1uxm73xo1_1280

source: Stranger Things

Ocurren situaciones inexplicables que nadie creería y ¿no es eso lo que nos encanta? Pero no debería preocuparnos tanto, sí podremos dormir por las noches. Lo que Stranger Things muestra es un suspenso prologando acompañado de música que deja los pelos de punta, esa sensación de tener que apagar la luz y regresar rápido a la cama. Además, aparecen personajes propios de la ciencia ficción ¿Recuerdan Alien?

El que también ha podido unirse a las filas de fans es el querido escritor Stephen King (Carrie, IT, The Shining) , y creo que es el mejor para recomendarnos esta serie.

We feel you, S. King.

3. Referencias a películas

why-stranger-things-is-the-perfect-antidote-to-nostalgic-reboots-via-netflix-1062969

source: Stranger Things

Personalmente, adoro las referencias y Stranger Things no se escapa. Es evidente su parecido a antiguos filmes y creerás que estás viendo lo mejor de Steven Spielberg (E.T). Más allá de ser una copia de  películas de culto y ciencia ficción, Stranger Things se convierte en un gran homenaje al trabajo de la industria de la época, como si existieran en el mismo universo. ¡Te reto a que encuentres todas sin buscarlas en internet!

4. El valor de la amistad

tumblr_oay5852KXm1r6kxjco5_1280

source: Stranger Things

¿Quién no adora los pactos de saliva y las promesas inquebrantables? en Stranger Things vas a encontrar eso y más. El grupo de amigos quienes se juntan para jugar divertidos juegos de mesa y hablar sobre cosas triviales sobre cómics y ciencia , o incluso irse de aventura para saber en dónde está su amigo, ¿no les recuerdan a una película?tumblr_static_tumblr_static_82uxxwxozcgswcss4osgc8c8w_640

¡Stand by Me!

Lamento explayarme un poco pero esta película es extremadamente linda y Stranger Things conserva los mismos lazos amicales tan fuertes que hace casi imposible dudar si alguien traicionará a otro o lo dejará a la deriva.

5. Winona Forever

f94f49_2dedf2ae4b08467198032342646e6bf1~mv1


source: Stranger Things

No te vas a querer perder el regreso triunfal de Winona Ryder después de altos y bajos en su carrera como actriz. En esta serie, interpreta a Joyce Byers madre del niño perdido que no se muestra indiferente ante lo que ocurre a su alrededor y aguarda a los llamados de su hijo. Winona representa a la madre desesperada que hace cualquier cosa por ellos aún si no está a su alcance, casi llegando a la locura. Un papel muy especial que quizás le de un par de premios a la estrella de los 90.

¡Espero haberte convencido de ver la serie!

Gracias por leer el post.

Huída

tumblr_ni8qumbzmN1s31u5eo1_540

Fotografía: Davy Kesey

Él se acuesta pensando en como estará ella, ha dejado todo en la mochila de viaje pensando que cualquier momento será el indicado para escapar por la ventana y llegar a la otra cuadra con la esperanza de que ella lo siga.

Las paredes se multiplican y aún siente que se ahoga, no todo está perdido. El celular no da el aviso pero se entretiene con el muñeco de felpa que le regaló la chica de los ojos tristes, la misma que espera con ansias aunque no da señales de vida.

Sobreprensar no ha sido su fuerte, el miedo se apodera de la oscuridad y de él. El celular ha caído sobre la alfombra y se queda observándolo por unos minutos, ni siquiera en ese pequeño lapso de tiempo ha dejado de pensar. Pasa y repasa lo que está en el suelo, la carta a sus padres y el sobre de billetes para su hermano pequeño. No hay vuelta atrás y tampoco quiere darlo. ¿Ella se ha dado por vencida?

Pero la luz y el sonido estallan, es hora.

 

 

De cuando escapé al sur.

24216760043_a80fbf1174_k

“Un viajero sin capacidad de observación es como un pájaro sin alas” – Saadi

He hurtado esta entrada de una libreta vieja que llevé al mini-trip que hice hacia el sur.

Son casi las seis de la mañana y no he podido moverme de mi cama, ayer salí a bailar con mis mejoras amigas y aún siento el ritmo bajo mis pies. El taxista me ha dejado muy lejos del punto de encuentro, quizás sea motivo de poder ver el amanecer y conversar con alguien desconocido. Me he equivocado de fila, me estoy riendo sola. Hay familias esperando el bus, soy la única persona que no tiene compañía ¿Cómo les explico que iba a venir con mi ex-novio? Las cosas son menos complicadas si las observas desde fuera pero qué más da. Estoy aquí, tratando de no caer.

Aquí es cuando caí dormida en el bus, con un asiento vacío al lado.

La primera parada. Hemos llegado a un puerto conocido, digo “hemos” porque me hice amiga de una familia muy peculiar. Comí helados con ellos y ahora estoy sentada mirando el mar, sin nada qué pensar. Me pregunto si hubiese sido diferente si él estuviese aquí, disfrutando esta brisa conmigo. La cámara de fotos y esta libreta están siendo la mejor compañía, el libro que traje es tan grande que no pienso sacarlo porque tengo vergüenza. Este mar azul y esas olas tan repetitivas me recuerdan a mis padres, tengo la ligera sensación que están pensando en mi y todo el cuento de que me fui con una amiga. Me van a matar, me encantaría escribirles una carta, algo como: “Papá, mamá, me fui al sur, sola, y con nada de dinero. Los quiero”.

Estoy relativamente cansada, he mojado mis pies y estoy feliz. Aún escribo esto desde el sur, viajé sola y aún no puedo creerlo porque le tengo miedo hasta a mi propia sombra. Qué más da. Desde el carro, oigo los llantos del bebé de al frente que se asemejan a los gritos de aquellos que no pueden salir, algunas mujeres llevan vestidos de flores y la luna descansa en mi pecho. Saqué el libro de su escondite, quiero y leo. La música descansa en mis oídos, sube y baja como olas de la tarde.

La familia con la que he estado me ha contado muchas cosas, son muchos y pronto se vienen más (hay dos esposas esperando), les pregunto por qué tienen tantos hijos, el abuelo me responde que “nunca es suficiente” ríe fuerte y los demás lo siguen. Yo fingía la risa mientras le daba un sorbo a la copa de vino que me invitaron. Quizás la razón por la que odie las familias grandes es porque la mía es una de ellas.

Las parejas se toman fotos, las familias almuerzan juntas, un pequeño perro se ha quedado conmigo. Hay una atmósfera de felicidad que no llega a invadirme y me enojo conmigo misma porque quería que todo salga bien, todo está bien menos yo. Extraño a la gente, a mi y a él porque debería estar aquí y yo debería divertirme. En la tv suena Starman de Bowie y estoy a punto de llorar porque adoro esa canción, abro la ventana y puedo sentir toda la existencia en mi rostro, me he reído sola y he cantado a viva voz sin que nada me interesase.

De las pocas veces que me he sentido totalmente “libre”, era un pájaro que sale por primera vez de su jaula y solo tiene miedos. Quiero dejar de escribir para poder dormir pero no puedo, el lapiz se ha apoderado de mi. He subido a una cuatrimoto con desconocidos, no puedo ser más feliz. Tengo tantas fotos para la colección y con eso me basta. Son casi las once de la noche y no llego a casa, estoy totalmente quemada y la abuela de la familia que está a mi lado me ha prestado la mejor crema del mundo.

Aquí es cuando me fijo en la hora y tomo el primer taxi que encuentro.

Llegué tarde a casa, nadie  dijo nada. Creo que dormiré por semanas aunque el trabajo no me lo permita, será una rebelde sin causa por un día. Me pregunto que estará haciendo la familia que conocí o la pareja de enamorados que se iba a casar pronto, lo más seguro es que no están escribiendo sobre este estúpido viaje.